08:00 pm
27 August 2014

Columna de Opinión: HIDROELÉCTRICA EN RÍO NEIVA, PARA QUÉ Y PARA QUIÉN?

Columna de Opinión: HIDROELÉCTRICA EN RÍO NEIVA, PARA QUÉ Y PARA QUIÉN?

no_represas

Las tensiones del denominado desarrollo global, como es la búsqueda de energía y minerales en todas partes de la tierra, toca de nuevo nuestra aldea. Desde hace varias décadas en Campoalegre se ha buscado oro, petróleo, arcilla y energía; actualmente, con haberse prendido las denominadas cinco locomotoras del desarrollo del presidente Santos, ya comienzan a llegar el ruido y el vapor de dichos aparatos a Campoalegre. No en vano los veteranos defensores de la reforma agraria, que invadían predios de los terratenientes de la época y gritaban “la tierra es pa’l que la trabaja”, ya hoy ellos, de pronto por la edad en un acto de demencia voluntaria y sus nuevas generaciones, defienden y se enfrentan con quienes no les permiten convertir las parcelas en socavones para sacar oro, petróleo o inundarlos con represas.

El día viernes 31 de mayo 2013 se llevó a cabo la socialización del proyecto TAMA, según el cual, con las ya escasas aguas de Río Neiva, se construirá una Hidroeléctrica. Éste, como todos los proyectos energéticos, busca producir energía para venderla y obtener ganancias económicas para los inversores del proyecto. En la sociedad del consumo nadie hace una megaobra como un acto de generosidad y los mejores ejemplos son la represa de Betania y el Quimbo, que son exclusivamente negocios con ánimo de lucro a toda costa.

La hidroeléctrica sobre el Río Neiva, debe ser evaluada a la luz del complejo problema de los arroceros, de la falta de agua potable en las veredas Rio Neiva, Tinajitas, Otás, La Vega, etc., de las fuentes hídricas del sector, porque al construirse un túnel de más de cuatro kilómetros se debe valorar el efecto de éste sobre las aguas superficiales y subterráneas. El proyecto de túnel del embalse de Amani en Caldas, es un buen punto de partida, para ello el diario El Espectador, informó que: “los habitantes de las fincas aledañas al proyecto notaron que al menos 22 quebradas que antes adornaban esas montañas e irrigaban los campos agrícolas y ganaderos, se fueron secando mientras las máquinas horadaban la montaña. El agua que antes fluía a la superficie, comenzó a perderse bajo el suelo de la montaña por culpa del incipiente túnel.” Igual situación se ha comenzado a ver en el túnel de La Línea.

Desde esta perspectiva, ante cualquier determinación que se tome frente al proyecto energético de Río Neiva, debemos recordar que nuestro hogar no es la casa ni la calle ni la nación donde vivimos, sino la Tierra misma y así debemos preguntarnos ¿para qué o para quién producir más energía de la que ya producimos con Betania y próximamente el Quimbo?
Es oportuno abrir el debate en la aldea y tomar posición si los agricultores de Campoalegre se montan en algunas de las cinco locomotoras del Presidente Santos, sin embargo en la que se suban solo serán pasajeros u operarios, pues los dueños de las locomotoras son las empresas trasnacionales que son en realidad quienes se lucran del capital de sus pasajeros y trabajadores.

Como la aún alcaldesa pertenece al Partido Verde y Alianza Social Independiente, partidos ecologistas, y funge en su plan de gobierno como defensora del medio ambiente, esperamos que con este proyecto hidroeléctrico demuestre sus principios ecológicos, aunque con su deseo voraz de privatizar el alumbrado público, no me extrañaría que junto a su “esposo” ayuden a privatizar las aguas del Río Neiva.

Por: ESAÍN CALDERÓN IBATÁ

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario